Homepage
Cruzada
Perspectivas
Sobre Fátima
Noticias
Recursos
Tercer Secreto
Consagración
Oración
Librería
Homepage
Apostolado
Para hacer un donativo
Más información
Nuestra señora de Fatima en línea
ImageMap for Navigation ¿Por qué Fátima? Mapa del sitio Contactar
Perspectivas Sobre Fátima
Perspectivas sobre Fátima

Cuidado con los sacerdotes de camisa de color pastel

por Christopher A. Ferrara
el 3 de abril de 2018

Yo estaría dispuesto a apostar que hay una correlación directa entre el progresismo-Modernismo de un clérigo católico y el uso de una camisa azul pastel en vez del negro tradicional (las sotanas ahora están completamente fuera de cuestión para el clero completamente moderno de la era post-Vaticano II).

Tomemos al Obispo Manuel Linda, por ejemplo, que el Papa Francisco recientemente ha nombrado Obispo de Porto en Portugal:

Notad la camisa azul pastel. Notad también la declaración reciente de Linda cómo no puede decirse que un matrimonio divorciado y “re-casado” sea una familia en la ausencia de relaciones sexuales entre los dos, y que no se debería esperar que observasen continencia:

“Sé que hay algunos matrimonios re-casados, que ya habían vivido en matrimonio canónico y que después rehicieron su vida y están en otro casamiento ya no canónico, que por motivos de fe y de su convicción interior y de conciencia, de hecho, viven en abstinencia sexual. Pero tenemos que preguntarnos: ¿esto es realmente familia?

“Estoy convencido de que, bueno, no es familia. Una cosa es tener un acuerdo de vida como tengo aquí en casa con otras personas, pero no somos una familia. Es otra cosa ser una familia. Por tanto, yo no insistiría mucho en este asunto de abstinencia sexual de hecho”.

El “no insistiría mucho” en la doctrina constante de la Iglesia en defensa de una norma moral enraizada en la ley divina y para la cual no hay absolutamente excepción alguna, como el Papa Juan Pablo II ha insistido conforme con la tradición doble-milenaria de la Iglesia. ¿Qué se puede decir de esto?

Veamos otro ejemplo: el Padre Maurizio Chiodi, que Francisco recientemente ha nombrado Miembro de la “reformada” [es decir, completamente subvertida] Academia Pontificia para la Vida:

Notad la camisa azul pastel, que Chiodi estaba usando durante la alocución en la que atacó otra norma moral sin excepciones enraizada en la ley divina. Citando como autoridad solamente a Amoris Laetitia, ha declarado que la práctica intrínsecamente mala de la anticoncepción no sólo es permisible sino hasta obligatoria en ciertos casos:

“Si es verdad que la responsabilidad de generar es aquello a la que estos métodos [naturales] apuntan, entonces podemos comprender cómo, en situaciones en las que los métodos naturales son imposibles o impracticables, es necesario proporcionar otras formas de responsabilidad. Hay circunstancias – me refiero a Amoris Laetitia, Capítulo 8 – que, precisamente por el bien de la responsabilidad, exigen la anticoncepción. En estos casos, una intervención tecnológica no niega la responsabilidad de la relación generativa. La insistencia del Magisterio de la Iglesia en métodos naturales no puede interpretarse, en mi opinión, como una norma que es ella propia a un fin, ni como una mera conformidad con las leyes biológicas, porque la norma apunta a una antropología, al bien de la responsabilidad conyugal”.

Mi referencia a las camisas azul pastel puede parecer trivial, ¿pero será de hecho? Cuando un sacerdote seglar rehúsa someterse a la humildad de usar el negro tradicional, cuando él (claro) rechaza una cosa tan “ridícula” como una sotana, y cuando en vez de eso opta por la declaración de moda del azul pastel, ¿no está así enviando una señal importante sobre su posición cuanto a la Tradición?

El Padre Gruner nunca era visto en público sin sotana. Los sacerdotes modernistas que hoy están en todas partes subvirtiendo la Iglesia ni muertos querrían ser vistos usando una. Pero muchos de los jóvenes sacerdotes que han rehusado la revolución post-Vaticano II han regresado al uso de la sotana y del negro eclesiástico, aunque ciertos obispos, los ancianos de la revolución, lleguen al punto de retocar literalmente la sotana de un joven sacerdote para no aparecer en la foto. La elección del traje eclesiástico parece revelar en efecto la disposición interior de quien lo usa cuanto a la revolución que ha estorbado a la Iglesia desde hace más de medio siglo y que ahora ha llegado a la fase más crítica, con el clero católico defendiendo abiertamente el adulterio y la anticoncepción.

Cuidado con los sacerdotes de camisa de color azul pastel. Su teología, como la ropa con que visten, tiende a ser a la moda – o sea, herética. Es decir: se alza de las profundidades del Infierno.




amigable a su impresora
Pagina inicial

imagemap for navigation Página inicial Mapa del sitio Contactar Buscar