Homepage
Cruzada
Perspectivas
Sobre Fátima
Noticias
Recursos
Tercer Secreto
Consagración
Oración
Librería
Homepage
Apostolado
Para hacer un donativo
Más información
Nuestra señora de Fatima en línea
ImageMap for Navigation ¿Por qué Fátima? Mapa del sitio Contactar
Perspectivas Sobre Fátima
Perspectivas sobre Fátima

Año V de la Dictadura de Misericordia

El Vaticano contrata una formidable firma de abogados
para expropiar un sitio de Internet que critica al Vaticano

por Christopher A. Ferrara
el 14 de marzo de 2018

Mi amigo y colega parroquiano Michael Hichborn, dirigente del Instituto Lepanto, ha escrito una extensa denuncia sobre la noticia largamente divulgada sobre cómo el Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, ha contratado a la gran firma de abogados Baker & McKenzie para exigir que InfoVaticana, un sitio de noticias de agregación de Internet con base en Madrid entregase su dominio Web al Vaticano, dejando así de existir.

La firma Baker & McKenzie, promotora agresiva de la agenda “LGBT” (Lésbica, Gay, Bisexual, Transexual), afirma en su carta de exigencia que el Vaticano posee no solo el derecho al símbolo de las llaves cruzadas, imagen usada por todo tipo de empresas y organizaciones de todo el mundo, como InfoVaticana demuestra aquí, sino también a cualquier uso de la palabra Vaticano en su nombre. Pero, como comenta InfoVaticana:

“Son multitud las webs que incluyen en su dominio esas letras y que no están siendo cuestionadas. Sin ir más lejos una agencia de viajes explota el dominio vatican.com, una web de información religiosa se ampara en insidetheVatican.com y el diario La Stampa tiene una sección de religión dirigida por el reconocido vaticanista Andrea Tornielli bajo la marca Vatican Insider, entre una decena de ejemplos más que evidencian lo que todo el mundo ha entendido al leer las noticias”.

En este momento, en el quinto año de la Dictadura de la Misericordia presidida por el “Papa Dictador” (ahora un libro de Regnery, lo que le da credibilidad y alcance internacionales), la razón para la exigencia selectiva de Parolin ya debe ser obvia: InfoVaticana ha publicado artículos criticando al Vaticano, Amoris Laetitia, la infiltración homosexual del aparato de estado del Vaticano y todo el programa de “reforma” que Francisco está prosiguiendo implacablemente a pesar de un aumento de la oposición  por parte de los fieles, que no aceptan su plan obvio de arrasar las enseñanzas de Benedicto XVI, de Juan Pablo II y de toda la Tradición en el campo del matrimonio y de la moral sexual y, evidentemente, hasta las enseñanzas de Pablo VI sobre la perversidad intrínseca de la anticoncepción.

Como observa Hichborn, la pretensión de que un sitio de Internet no puede usar “Vaticano” en su nombre y debe entregar su dominio al Secretario de Estado del Vaticano es “como si el Gobierno federal de los Estados Unidos dijese a USA Today que debería entregar su nombre y dominio de Web al Gobierno de EEUU porque el uso de ‘USA’ es de la exclusividad del Gobierno. Y entonces, tal vez el Estado de Nueva York exigiese que el New York Times entregase su nombre y dominio por la misma razón. Y el mismo con America Magazine”.

Esto es un ejemplo más del asedio moral abierto con que el Vaticano ha tenido que recurrir, en una tentativa vana de silenciar la oposición a un ataque contra la fe y la moral sin precedentes en la historia de la Iglesia. Pero, para citar las Sagradas Escrituras, tantas veces mencionada por el Padre Gruner: “Os digo que si estos callan, las mismas piedras darán voces”. (Lc. 19:39-40). Así habló Nuestro Señor de Sus discípulos cuando los Fariseos exigieron que Él los mandase callar, cuando festejaron Su llegada a Jerusalén montado en un burro.

Hoy, los neo-Fariseos que infestan la Iglesia, maquinando argumentos complicados a favor de la tolerancia del divorcio y de la relativización del Sexto Mandamiento en nombre de la “misericordia”, exigen el silenciamiento de los fieles que defienden el Evangelio de Cristo contra su sofística neo-farisaica. No pueden vencer. Por el contrario, cuanto más vigorosamente intentan suprimir la Verdad, tanto más insistentemente ella se afirmará – si no de parte de la jerarquía, entonces de parte de los laicos miembros de la Iglesia militante, que saben que deben obedecer a Dios antes que a los hombres.




amigable a su impresora
Pagina inicial

imagemap for navigation Página inicial Mapa del sitio Contactar Buscar