Homepage
Cruzada
Perspectivas
Sobre Fátima
Noticias
Recursos
Tercer Secreto
Consagración
Oración
Librería
Homepage
Apostolado
Para hacer un donativo
Más información
Nuestra señora de Fatima en línea
ImageMap for Navigation ¿Por qué Fátima? Mapa del sitio Contactar
Perspectivas Sobre Fátima
Perspectivas sobre Fátima

Placuit Deo: ¿Una corrección furtiva de Francisco?

por Christopher A. Ferrara
el 3 de marzo de 2018

Placuit Deo, la nueva encíclica del Papa Francisco de la que había rumores, ha terminado por no ser una encíclica, sino una breve carta de la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF). Aunque tenga unos comentarios ortodoxos sobre la necesidad de la gracia y de los Sacramentos para la santificación, además de una buena cantidad de prosa ambigua del tipo Vaticano II sobre la “salvación cristiana” – ¿en comparación con la “salvación” no-cristiana? – la carta se concentra, curiosamente, en un término que Francisco ha usado consistentemente en su jeremiada más o menos continua contra los católicos “rígidos”: el Pelagianismo.

En Evangelii Gaudium (EG), Francisco infamemente denunció el pretendido “neo-pelagianismo prometeico auto-absorbido” de los católicos

“que en último análisis confían apenas en sus propios poderes y se sienten superiores a los otros porque observan ciertas reglas y se mantienen intransigentemente fieles a un estilo católico particular del pasado. Una pretendida firmeza de doctrina o disciplina lleva más a un elitismo narcisista y autoritario, por el cual, en vez de evangelizar, se analiza y clasifica a los otros, y en vez de abrir la puerta a la gracia, se agotan las energías inspeccionando y verificando”.

No hay conexión lógica entre el Pelagianismo y ser “intransigentemente fiel a un estilo católico particular del pasado” – ¡como si la práctica de la Fe de acuerdo con la Tradición implicase un mero “estilo”! Por el contrario, la esencia del Pelagianismo, como la Enciclopedia católica explica, se halla en las siguientes proposiciones:

  • “Incluso si Adán no hubiese pecado, acabaría muriendo.
  • “El pecado de Adán solo lo perjudicó a él, y no a la humanidad.
  • “Los niños que ahora nacen están en el mismo estado en el que Adán estaba antes de caer.
  • “Toda la humanidad no muere debido al pecado o muerte de Adán, ni vuelve a la vida debido a la resurrección de Cristo.
  • “La (Ley Mosaica) es una guía para el Cielo tan buena como el Evangelio.
  • “Incluso antes del adviento de Cristo había hombres que estaban sin pecado”.

Estas proposiciones siguen la noción única de que el hombre puede alcanzar la salvación por sus propios esfuerzos en la práctica de la virtud, con la gracia divina que proporciona no más que un cierto grado de auxilio.

Pero los católicos “rígidos” que Francisco parece ver debajo de todas las camas y alrededor en cada esquina no confían nada en el esfuerzo humano por sí mismos para salvarse, y es precisamente por eso que están muy conectados a la doctrina y disciplina de la Iglesia, la institución sobrenatural fundada por Cristo Mismo para mediar la gracia santificante a los hombres. Si hay una explicación, parecería que, al menospreciar la estricta adherencia a la doctrina y disciplina de la Iglesia que Dios ha fundado para la salvación de las almas, es el mismísimo Papa Francisco quien tiende hacia el Pelagianismo.

Viene ahora Placuit Deo que proporciona (junto con una definición del Gnosticismo) una definición de “neo-Pelagianismo” que se aparta claramente de la distorsión demagógica que Francisco ha andado promoviendo durante los últimos cinco años:

“Una nueva forma de Pelagianismo está esparciéndose en nuestros días, en los que el individuo, considerado como radicalmente autónomo, presume de salvarse a sí mismo, sin reconocer que, al nivel más profundo del ser, él o ella deriva de Dios y de los otros. Según esta manera de pensar, la salvación depende de la fuerza del individuo o de estructuras puramente humanas, que son incapaces de acoger la novedad del Espíritu de Dios”.

Hasta esta definición es un poco extraña, visto que ha sido escrita específicamente para ser consistente con las “enseñanzas del Papa Francisco”. Pero las enseñanzas de Francisco son mal citadas en el documento. Hay apenas cuatro referencias de paso en 29 notas a pie de página y una de las cuales es de su primera encíclica, Lumen Fidei, cuya primera redacción fue escrita por Benedicto XVI no muy antes de su misteriosa abdicación. No hay referencia alguna a la desastrosa Amoris Laetitia, ni cualquier sugerencia de que el neo-Pelagianismo implica la “rigidez” de los católicos adherentes.

Es revelador observar que la definición que Placuit Deo proporciona del Pelagianismo se refiere a “estructuras puramente humanas”, y no a las doctrinas y disciplinas de la santa Iglesia católica. Francisco, sin embargo, nunca usó la frase “estructuras puramente humanas” en el documento que Placuit Deo cita para apoyar su definición. Por el contrario, en el documento citado, un mensaje a una conferencia católica en Florence, Francisco se refirió a su definición anterior en EG, donde denunciaba “estructuras que nos dan una falsa sensación de seguridad, dentro de unas reglas que nos hacen jueces severos, dentro de hábitos que nos hacen sentir seguros” – queriendo decir, obviamente, las estructuras, reglas y “hábitos” del catolicismo tradicional, que él desvaloriza como “un estilo católico particular del pasado”.

Entonces, ¿Placuit Deo será una tentativa de desinfectar la ecuación obnoxia del Papa Francisco del catolicismo tradicional con el “neo-pelagianismo prometeico” para embotar la oposición creciente entre el clero y el laicado (y un pequeño número de Obispos) contra su manía reformista?  O, como Diane Montagna de Life Site News pone la cuestión: “El nuevo documento del Vaticano sobre el neo-Pelagianismo estará en desacuerdo con la peyorativa preferida del Papa”?

Cuando presentó Placuit Deo a la prensa, el Arzobispo Luis Ladaria, S.J., Prefecto de la CDF, afirmó que “no hay una razón especial” por la que ha sido publicada ahora. Pero ¿por qué otra razón aparece de repente este curioso documento, casi sin aviso previo? Si hay una explicación mejor, me gustaría oírla.




amigable a su impresora
Pagina inicial

imagemap for navigation Página inicial Mapa del sitio Contactar Buscar