Homepage
Cruzada
Perspectivas
Sobre Fátima
Noticias
Recursos
Tercer Secreto
Consagración
Oración
Librería
Homepage
Apostolado
Para hacer un donativo
Más información
Nuestra señora de Fatima en línea
ImageMap for Navigation ¿Por qué Fátima? Mapa del sitio Contactar
Perspectivas Sobre Fátima
Perspectivas sobre Fátima

La Academia pontificia contra la vida: actualización

por Christopher A. Ferrara
el 15 de febrero de 2018

Cuando el Papa Francisco ordenó la demolición y reconstrucción de la Academia pontificia para la vida, despidiendo a todos sus miembros y ordenando la revisión de los estatutos, también aprobó el abandono del juramento pro-Vida que había sido condición necesaria para ser miembro.

El resultado era tristemente previsible: la Academia pontificia para la “vida” ahora incluye a miembros que aceptan el aborto, con la excusa sofista de costumbre, de casos “difíciles”. En otras palabras, un bocadito de homicidio es aceptable.

The Catholic Herald documenta esta burla inaceptable bajo el titular “Miembro de la Academia pro-Vida del Vaticano dice que la Biblia justifica el aborto en casos excepcionales”. La referencia es a un tal Dr. Fishel Szlajen, un rabino, “que se sienta en la Academia pontificia para la vida” del Vaticano, aunque él “había dicho que las Escrituras justifican el aborto en ciertos casos raros”.

El rabino ha declarado que, aunque pedir el aborto sea errado: “En apenas un caso la Biblia pide el aborto: cuando la vida del conceptus amenaza inexorablemente la de su madre”. Sí, un nuevo miembro de la Academia pontificia para la “vida” declara que la Biblia pide el aborto.

Como explica el Herald: El Dr. Szlajen justifica esta posición al citar la ley judía del ‘rodef’ que permite que personas en ciertas circunstancias maten a alguien que está poniendo en peligro la vida de otros”. Según el Herald Szlajen también defiende que “[c]asos de anencefalia, patologías degenerativas irreversibles y la enfermedad terminal en que el ‘conceptus’ ciertamente morirá son ejemplos de ‘tzorech gadol’ (grave necesidad) en que ‘el aborto es permitido con severas restricciones’”.

Szlajen dijo al Herald que “estas excepciones eran ‘periféricas’ en relación a lo esencial de su artículo, que ‘trata centralmente de la prohibición absoluta del aborto pedido en la Biblia, y de la refutación de los argumentos que son usados para descriminalizarlo”… ‘[E]l zigoto es un autentico ser humano vivo (y no un potencial), y todas las alteraciones de maturación son fenotípicas y no genotípicas’. Sólo en casos excepcionales’ dice él, cuando hay una ‘amenaza inminente de muerte de un ser humano a otro’, es cuando la ley judía permite el aborto”.

Una vez más, un bocadito de homicidio es permisible según la ley judía del “rodef”. Pero sólo si se tuviese que matar a una persona para salvar a otra de una “amenaza inminente de muerte”. Sin embargo, como uno de mis editores ha señalado, según la lógica de “rodef” se podría matar a un abortista que estuviese presto a practicar un aborto en uno de los casos en los que Szlajen admite que el aborto estaría errado. ¿Qué diría Szlajen sobre esto? He aquí lo que San Pablo dice a la luz del Antiguo Testamento cumplido por el Nuevo: “La venganza es mía, Yo compensaré, dice el Señor”. (Romanos 12:19).

Pero ¿qué tiene que ver esa ley judía con la Academia pontificia para la vida? Nada, por supuesto. Pero tampoco ya es la Academia pontificia para la vida realmente la Academia pontificia para la vida. Francisco ha tratado ya de eso.

Sobre el mismo asunto, el Herald nos recuerda también que “el Dr. Szlajen no es el único miembro de la Academia que defiende el aborto en ciertas circunstancias. Antes de ser nombrado, el Profesor Nigel Biggar dijo que el aborto era permisible antes de 18 semanas, añadiendo: ‘No está claro que un feto humano sea la misma especie de cosa que un adulto’. Otro miembro de la Academia, el Rabino Avraham Steinberg, dijo que el niño por nacer ‘no tiene condición humana’ antes de 40 días. Después de los 40 días, tiene ‘una cierta condición de ser humano, pero no una condición completa’”.

Como el Herald ha señalado: Juan Pablo II enseñó que es parte de la tradición inmutable de la Iglesia que el aborto es siempre errado, y que ‘Ninguna circunstancia, ningún propósito, ninguna ley, sea como sea, puede hacer lícito un acto que es intrínsecamente ilícito, porque es contrario a la Ley de Dios que está inscrita en cada corazón humano, conocible por la razón en sí, y proclamada por la Iglesia’”.

Pero eso era entonces, y esto es Francisco que no parece pensar que está estrictamente obligado a lo que la Iglesia ha enseñado constante e infaliblemente. Para él, a lo que parece, el divorcio y el “re-casamiento” no son siempre adulterio, a pesar de lo que Nuestro Señor enseña. Todo depende del “discernimiento” de “realidades complejas” Tendremos ahora que concluir que, para él, ¿el aborto, como homicidio deliberado de un inocente, no es absolutamente errado en absolutamente todos los casos, sino, por el contrario, puede ser aceptable en casos “excepcionales” basados en “discernimiento” de “realidades complejas”? Si no es así, entonces ¿por qué están integrados por lo menos tres defensores del aborto en “ciertos casos” en su Academia pontificia para la “vida”?

Que el buen Dios salve rápidamente la Iglesia del medio de este desastre cada vez peor.




amigable a su impresora
Pagina inicial

imagemap for navigation Página inicial Mapa del sitio Contactar Buscar