Homepage
Cruzada
Perspectivas
Sobre Fátima
Noticias
Recursos
Tercer Secreto
Consagración
Oración
Librería
Homepage
Apostolado
Para hacer un donativo
Más información
Nuestra señora de Fatima en línea
ImageMap for Navigation ¿Por qué Fátima? Mapa del sitio Contactar
Perspectivas Sobre Fátima
Perspectivas sobre Fátima

La prohibición de libros en California y el espíritu de los tiempos

por Christopher A. Ferrara
el 20 de abril de 2018

Tal y como advirtió en los años 70 el gran Dietrich von Hildebrand, ya fallecido, en su libro The Devastated Vineyard (1973), “El veneno de nuestra época está infiltrándose lentamente hacia el interior de la Iglesia misma, y muchos no han conseguido reconocer el descenso apocalíptico de nuestro tiempo”.

El veneno de nuestra época, el espíritu de la era puede resumirse en una frase: la rebelión contra el reinado de Cristo Rey. Lo vemos ahora, hasta en el elemento humano de la Iglesia, que, no obstante, acabará por ser libertado del veneno, dada su indefectibilidad. Pero no se puede decir lo mismo sobre nuestra civilización post-cristiana, que está claramente en su estertor de muerte. Sólo Dios la puede salvar ahora.

Como noticia el Life Site News, la Asamblea de California ha acabado de “aprobar legislación…suficientemente amplia para prohibir la venta de libros que tengan como fin ayudar a las personas a superar atracciones indeseadas por el mismo sexo”. La ley en cuestión incluye en la prohibición por el Estado de “métodos injustos de competición y actos o prácticas injustas o engañosas” cualquier forma de “[a]nunciar, proponer emplear, o emplear esfuerzos para el cambio de orientación sexual de un individuo”. La expresión “esfuerzos para el cambio de orientación sexual” es definida como “cualquier práctica que busque cambiar la orientación sexual de un individuo”.

En otras palabras, California ha prohibido en la práctica anunciar o hasta proponer o defender el uso de terapia para remediar aquello que el Catecismo de Juan Pablo II llama la “condición homosexual” “intrínsicamente desordenada”, que inclina a la persona afectada hacia actos intrínsecamente perversos (es decir, la sodomía).

El proyecto de ley, cuya prohibición abarcaría la venta e incluso la distribución gratuita, de libros sobre ese tema, será casi con certeza firmada como ley por el Gobernador de California Jerry Brown, que es católico apóstata, aunque una vez hubiese considerado hacerse sacerdote. Brown es una Muestra de la penetración del veneno de nuestra época hacia el interior de la Iglesia.

Mientras la caída de California en una locura total señala el fin cercano de toda una civilización, recordamos el aviso profético de León XIII, en su encíclica sobre la libertad humana, en cómo la falsa concepción moderna de la libertad acabaría en el triunfo del error y en la persecución de la verdad:

“Si se concede a todos una licencia ilimitada en el hablar y en el escribir, nada quedará ya sagrado e inviolable. Ni siquiera serán exceptuadas esas primeras verdades, esos principios naturales que constituyen el más noble patrimonio común de toda la humanidad. Se oscurece así poco a poco la verdad con las tinieblas y, como muchas veces sucede, se hace dueña del campo una numerosa plaga de perniciosos errores”.

Sin embargo, mientras este horror se despliega ante nosotros, incluso en el mismísimo vértice de la Iglesia, incluido el Papa, vemos prelados católicos actuando como aquellos a quien mi amigo y colega John Rao ha llamado “soldados del Zeitgeist”, marchando obedientemente hacia su propia destrucción y la destrucción de la Iglesia misma, si tal cosa fuese posible.

Pero por fin el Inmaculado Corazón triunfará (siguiendo la Consagración de Rusia), y el mundo será testigo de lo que Antonio Socci describe como “un cambio radical y extraordinario en el mundo, un derrumbamiento de la mentalidad que domina la modernidad, probablemente siguiendo acontecimientos dramáticos para la humanidad”. Porque es Cristo Rey, y no los hombres locos y llenos de vanagloria que trabajan para la ruina de la Iglesia y del Estado, quien es El Señor de la Historia.

 



amigable a su impresora
Pagina inicial

imagemap for navigation Página inicial Mapa del sitio Contactar Buscar